Frailes en país Maya

 

Numerosas aventuras

Dominicos y Franciscanos en país maya - siglo XVI

Un viaje de Las Casas a Tabasco y Chiapas

Pedro de Barrientos en Chiapa de Corzo

Las Casas en contra de los conquistadores

Fuensalida y Orbita, exploradores

La agrupación de los indios

 

Intensos estudios

Un monje etnólogo, Diego de Landa

El conocimiento de los idiomas mayas

Dos profesores, Juan de Herrera, Juan de Coronel

Dos monjes historiadores, Cogolludo y Remesal

 

Innumerables construcciones

Un Franciscano arquitecto, Fray Juan de Mérida

El convento de Valladolid en Yucatán

El convento de Izamal y sus milagros

En Yucatán, cada pueblo tiene su iglesia

Un Dominico enfermero, Matías de Paz

 

Grandes esfuerzos de evangelización

La pacificación de la Verapaz

La fundación del monasterio de San Cristóbal

La provincia dominicana de San Vicente

Una evangelización autoritaria

Los Franciscanos y la religión de los Mayas

Un fracaso de los franciscanos en Sacalum, Yucatán

Domingo de Vico, mártir dominicano

 

El fin de la aventura

La vuelta a los monasterios

 

Complementos

Las Casas y la libertad de los indios

La Historia Eclesiástica Indiana de Mendieta

La ruta de la evangelización dominica en Guatemala

El convento de Ticul, visto por John Lloyd Stephens

Los Franciscanos en el valle del Colca, en el Perú

La ruta de los conventos de Yucatán en el siglo XVI

La misión dominicana de Copanaguastla, Chiapas

 

A su disposición, a petición:

- informaciones sobre los paises mayas,

- textos sobre la conquista y la colonización de los paises mayas

 

correo:

 

 

 

 

 

LA RUTA

DE LA EVANGELIZACIÓN

 DOMINICA

EN GUATEMALA

 

 

 

La iglesia de Cubulco, Baja Verapaz, Día de la Independencia, septiembre de 2015

 

Ahora se puede recorrer la "ruta de la evangelización dominicana", integrada por 27 iglesias o conventos, que Guatemala presentó en 2001 como candidata a su inscripción en el patrimonio mundial de la humanidad de la UNESCO:

 

  1. Iglesia y convento de Santo Domingo de la Antigua Guatemala

  2. Iglesia y convento de Santo Domingo de la Nueva Guatemala

  3. Iglesia de Santa Ana Chimaltenango

  4. Iglesia de Escuintla

  5. Iglesia de San Pedro Pinula

  6. Iglesias de Chichicastenango

  7. Iglesia de Santa Cruz del Quiché

  8. Iglesia de Zacualpa

  9. Iglesia de Sacapulas

  10. Iglesia de San Juan Cotzal

  11. Iglesia de Chajul

  12. Iglesia de San Jerónimo Verapaz

  13. Iglesia de Cubulco

  14. Iglesia de Rabinal

  15. Iglesia de San Miguel Chicaj

  16. Iglesia de San Mateo Salamá

  17. Iglesia y convento de Santo Domingo de Cobán

  18. Iglesia de Tactic

  19. Iglesia de Santa Cruz Verapaz

  20. Iglesia de San Cristóbal Verapaz

  21. Iglesia de Tamahú

  22. Iglesia de Tucurú

  23. Iglesia de Senahú

  24. Iglesia de Cahabón

  25. Iglesia de Lanquín

  26. Iglesia de San Juan Chamelco

  27. Iglesia de San Pedro Carchá

 

 

 

 

 

El convento e iglesia de Santo Domingo en la Nueva Guatemala de la Asunción (hoy Ciudad de Guatemala), construida en el siglo XVIII (octubre de 2016).

 

Este templo que fue bendito en 1808, bajo la advocación de la Virgen del Rosario, es de estilo neoclásico, aunque con reminiscencias barrocas. Fray Lope de Montoya, predicador dominico en Guatemala, mandó esculpir en madera y plata la imagen de la Virgen del Rosario, terminada en diciembre de 1592. La tradición popular dice que la Virgen María salió a recorrer América y el Niño se durmió al llegar a Guatemala, por eso se quedó en la imagen así. Fue declarada patrona de Santiago, hoy Antigua Guatemala, en 1651 con ocasión de los temblores que azotaron la ciudad. El 1 de enero de 1776, con la instalación de los dominicos en la Nueva Guatemala, hoy la capital del país, la imagen fue trasladada al templo de Santo Domingo, donde se encuentra actualmente. Los caudillos de la independencia la escogieron en 1821 como Patrona  del país.

 

 

La ruta de la evangelización, una historia de varios siglos

En 1529, por invitación de Pedro de Alvarado y procedentes de México, Fray Domingo de Betanzos y el Padre Mayorga llegan a la recién fundada Santiago de los Caballeros de Guatemala (Antigua Guatemala) y fundan el primer convento dominicano (convento de Santo Domingo). Por diversas circunstancias se ausentaron pronto, pero regresaron en 1535; Fr. Bartolomé de Las Casas y Fray Pedro de Angulo se establecen luego en la ciudad de Guatemala y habitan ese convento.


En 1545 se funda el convento de Santa María del Rosario en Cahabón, Alta Verapaz; en 1567 el de San Pablo en Rabinal, Baja Verapaz.

En 1551 es aceptada por el capítulo general celebrado en Salamanca la nueva Provincia dominicana de San Vicente de Chiapas y Guatemala, abarcando lo que hoy es el estado mexicano de Chiapas, Guatemala, El Salvador y Nicaragua, lugares donde ya tenían conventos. Y es nombrado Fray Tomás de la Torre primer provincial.

Con la nueva Provincia comenzó una pujante y floreciente vida dominicana en ese territorio. Se fundan muchos conventos y doctrinas y se atienden varias instituciones y trabajos de gran importancia. La Provincia de San Vicente tenía en Guatemala, entre conventos, casas y doctrinas, además de los citados, Cubulco, San Miguel Chicaj, Salamá, Tactic, San Pedro Carchá, Lanquín, San Cristóbal, Cobán, San Jerónimo, El Chol y otros más.

 

En 1811 se separa la Provincia de San José de Chiapas, integrada por los conventos del estado de Chiapas. Guatemala y El Salvador siguen con el nombre de Provincia de San Vicente, hasta 1872, en que son definitivamente abolidas las órdenes religiosas, quedando extinguida la Provincia.

 

 

 

 

 

Doctrinas y conventos en la provincia de San Vicente de Chiapas y Guatemala, en la segunda mitad del siglo XVIII

(Christophe Belaubre, Poder y redes sociales en Centroamérica, el caso de la orden de los Dominicos, 1757-1829)

 

 

 

Los principios de la ruta de la evangelización dominica

 

Fray Domingo de Betanzos funda el primer convento dominico de Guatemala

 

 

"32. ... Estaba a esta sazón (1529) en México el adelantado de Guatemala Don Pedro de Alvarado, que iba por capitán general y gobernador de aquel Reino, que junto con los caballeros que iban por vecinos de la ciudad de Santiago, trataron con el V. P. Fr. Domingo de Betanzos que fuese con ellos a fundar convento de su Orden, pues sólo aquel lustre faltaba a los de su ciudad para ser la segunda después de México en este reino. Y aunque no miró el padre fundador a estos respetos de mundo, se ofreció luego a la jornada por lo mucho que entendió servir a su Orden, dilatándola con nueva fundación de un convento y mucho más a Dios en llevar a aquella tierra idóneos ministros del Santo Evangelio. Y como el buen religioso había de caminar a pie y con sólo su compañero, no aguardó a ir con los caballeros, sino que alcanzó del vicario general la licencia, la cual pedían muchos no se le concediese por la falta que en México les haría tal sujeto; pero pudieron tanto las lágrimas devotas del venerable viejo y ser él prelado del propio dictamen, que la alcanzó para ir con otros tres hijos suyos a fundar aquella religiosa provincia. Salió de México muy contento, y con haber hasta trescientas leguas y las más de malísimo camino, parte de él de muy cansadas cuestas y pedregales, parte de despoblados muy tristes y solitarios y todo él trabajoso por andarle a pie; con todo eso le comenzó y acabó con extraño regocijo por entender que, aunque no como debía, acudía en algo procurando la dilatación del Evangelio que había profesado para ganar almas.

 

"33. Llegó el V. padre a Guatemala y fue muy bien recibido en aquella ciudad y muy estimada su doctrina. No tuvo necesidad de pedir sitio para fundar su convento, porque el teniente del gobernador Jorge de Alvarado con los alcaldes y regidores de la ciudad se lo ofrecieron, dejando a su voluntad la elección del lugar que dentro o fuera de ella quisiese. Y el P. Fr. Domingo escogió y tomó posesión de un sitio algo apartado de las casas a la parte del oriente, con bastante capacidad para iglesia, casa y huerta y todo no llegaba a una caballería de tierra y así fue todo el edificio muy estrechísimo. Los vecinos proveyeron al nuevo convento de ornamentos para la iglesia y alhajas para la casa, que a toda prisa se edificaba con la humildad que el P. fundador veía que era menester para el buen ejemplo que de pobre y humilde dio a los que enseñaba. Pagaba a la ciudad las limosnas que le hacía, con oraciones, predicación y doctrina."

 

(Fray Juan Bautista Méndez, Crónica de la provincia de Santiago de México de la Orden de Predicadores (1521-1564), libro primero, capítulo 5, 1685)

 

 

 

 

Domingo de Betanzos, "Museo del eremitorio de Fray Domingo de Betanzos", Tepetlaoxtoc, México central

 

 

Bartolomé de las Casas sale del mismo convento para evangelizar la Verapaz

 

 

"90. Por el fin de este año (1535), volvieron de Nicaragua a Guatemala a poblar aquel convento, que había días que estaba desierto, los padres F. Bartolomé de las Casas, Fr. Luis Cáncer y Fr. Pedro Angulo, a quienes dentro de poco tiempo siguió desde el Perú el P. Fr. Rodrigo de Ladrada. Recibióles con mucho gusto toda la ciudad y con mayor que todos el Rvmo. obispo Don Francisco Marroquín, a quien nuestra Religión miró como a padre, y de tal fueron sus obras. Era para alabar a Dios ver la humildad con que el V. obispo se empleaba en enseñar declinaciones, conjugaciones y principios de gramática en la lengua de los naturales de Guatemala, en que era peritísimo, a los religiosos dominicos, y la sencillez y amor con que ellos la aprendían de tal maestro, siéndolo después los discípulos para enseñar a otros y ayudar a su querido pastor.

 

(Fray Juan Bautista Méndez, Crónica de la provincia de Santiago de México de la Orden de Predicadores (1521-1564), libro primero, capítulo 13, 1685)

 

"124. Mirando tan alto fin, al principio de este año (1536) confiando sólo en la gran misericordia de Dios, que es quien da el alimento y fruto de lo que con la predicación plantan y siegan sus ministros; dio el gran varón Fr. Bartolomé de las Casas palabra en Guatemala (Remesal, lib. 3, cap 15) de entrar a la conquista de las almas (de Tuzulutlán tierra de guerra, después dichosa Vera Paz) sin estruendo militar, ni violencia de guerra, sino con la mansedumbre que Christo dispuso a sus apóstoles: como ovejas en medio de los lobos y convertirlos de lobos en mansos corderos...

 

(Fray Juan Bautista Méndez, Crónica de la provincia de Santiago de México de la Orden de Predicadores (1521-1564), libro segundo, capítulo 1, 1685)

 

 

 

 

Francisco Marroquín, primer obispo de Guatemala, Universidad San Carlos, Guatemala

 

 

El convento está luego abandonado

 

"147. ...  Fr. Bartolomé de las Casas y Fr. Rodrigo de Ladrada volvieron a la Vera Paz (1538) para continuar la conversión de aquella provincia y ver si podrían entrar más adentro en la juridicción de Cobán, tierra montuosa y áspera y la gente menos conocida que la de Rabinal... Los llamaron sus hermanos que estaban en Guatemala, por razón de unos buenos intentos con que estaba el Sr. obispo como tan celoso del bien de sus ovejas... Pasó (el obispo Marroquín) a ponderar la gran necesidad de ministros que había en Nueva España para ésto, a vista de tan copiosa y dilatada mies; y concluyó con que enviaría por ellos a España para su obispado, sin que nadie tuviese ocasión o poder ni para impedirles la jornada, ni para enviarlos a otra parte... Resolvieron, era ir el P. Fr. Bartolomé a España por los religiosos, por la experiencia grande que tenía del modo de negociar en la corte, como quien con felicidad lo había hecho otras veces... Los que en la ciudad de Santiago había, se dividieron en esta forma: Los padres Fr. Bartolomé de las Casas y Fr. Rodrigo de Ladrada se determinaron ir a España y los padres Fr. Luis Cáncer y Fr. Pedro de Angulo a Capítulo (de México)...

 

 

"148. La casa de Santo Domingo de Guatemala en esta sazón quedó sola y no fue de novedad en aquel tiempo, porque otras muchas veces sucedía lo mismo, cuando los padres todos se esparcían por la comarca a predicar y bautizar a toda dilatada nación. Dejaron en guarda suya a un español llamado Agustín de Salablanca, que después fue el primero que en aquel santo convento recibió el hábito de nuestra Religión. En este medio que faltaron allí frailes, acudió él como si ya lo fuese con vigilencia al edificio de la pobre casa, trabajando mucho en hacer adobes, que eran los mejores materiales de aquellos tiempos y en estos nada seguros para los repetidos temblores de aquella tierra."

 

(Fray Juan Bautista Méndez, Crónica de la provincia de Santiago de México de la Orden de Predicadores (1521-1564), libro segundo, capítulo 3, 1685)

 

 

 

 

Cobán: la procesión de la Semana Santa, abril 2013

 

 

Cobán, 1574: "El pueblo de Santo Domingo de Coban tenia por la quenta que ha tres años se hizo 525 tributarios de los cuales sevan 120 de Acala que no tributan por ser muy nuevos i tener los parientes a la puerta infieles i porque no se huelvan como han hecho algunos por ser muy pusilamines i muy nuevas plantas. Esta situado en un valle i zercado por la parte del Sur de un rio que se passa por tres puentes de madera, que por ser ordinarias i muchas las corrientes, muchas vezes las lleva; en el esta assentado el Monasterio i combento del Señor Santo Domingo, el qual con su Yglesia es de piedra toscamente labrada, capaz de doze Religiosos, ace edificado de las limosnas de los Religiosos con alguna ayuda de los pueblos comarcanos, mas sobre todo el mesmo pueblo es a quien se debe atribuir su edificio porque con prempte i gran voluntad a ayudado en el. No tiene acabada la portada de la Yglesia, la sacristia esta medianamente provehista, de lo qual ha dado muy poco el pueblo por ser pobres los Indios del, lo que ay, es del combento adquirido por industria de los Religiosos. Sustentase principalmente los religiosos con 300 pesos i del maiz deste pueblo de que S. M. cada un año les haze merced i limosna i de otros bien pocas limosnas que hazen los Indios mas es cierto que no basta i con ayudar el Señor Obispo con lo que puede. Con todo eso se padeze necessidad por lo qual habemos pedido limosna i merced a S. M. I de nuevo suplicamos se nos conceda. Ay al presente en este combento diez Religiosos para quatro visitas las quales por lo menos son necessarias para esta provincia por estar muy derramada."

 

(Relacion de la provincia i tierra de la Vera Paz i de las cosas contenidas en ella como son montes, fuentes, animales, aves i plantas, i arboles, del numero de los pueblos i distancia de las yglesias i fundacion dellas, i de lo que cada uno tiene, i finalmente del numero de gente sus lenguas su policia i cristiandad desde el año de 1544 hasta este de 1574, hecha por los dominicos fray Francisco de Viana, fray Lucas Gallego y fray Guillermo Cardenas, fechada en Cobán el 7 de diciembre de 1574)

 

 

Fray Juan Bautista Méndez: Nació por el año de 1645. Ingresó muy joven a la Orden dominicana. En 1671 es lector de filosofía en el convento de Santo Domingo de México y recibe su doctorado en teología por la Real Universidad de México. El Capítulo provincial de 1679 le instituye como Cronista oficial de la Provincia. En 1693 es Maestro en Sagrada Teología de la cátedra universitaria de Santo Tomás. En 1699 era prior de Santo Domingo de México. Muere entre los años de 1703 y 1704. Su "Crónica de la provincia de Santiago de México de la Orden de Predicadores (1521-1564)", escrita en el año de 1685, fue publicada por la primera vez en 1993 por Editorial Porrúa, en México.

 

 

 

 

El convento de Cobán

 

 

 

 

2017 "Frailes en país Maya"

http://moines.mayas.free.fr/

moines.mayas@free.fr

Página anterior                                   Página siguiente

 

   

 

 

 

 

 

 

 

 

Français

English

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La Iglesia de San Mateo en Salamá. Se cree que la ciudad de Salamá, como cabecera del departamento de Baja Verapaz, fue fundada en el valle que actualmente ocupa, en los años de 1540-1565. El evangelizador de las Verapaces, Fray Pedro de Angulo, fallecido en 1562, es enterrado en la iglesia de Salamá.

 

 

 

 

 

 

El convento dominico de Santa Cruz del Quiché. Santa Cruz del Quiché fue fundada en el año 1539, con la población trasladada de Utatlán. Ese año fue visitado el pueblo por el Obispo Francisco Marroquín, quién le puso el nombre que tiene en la actualidad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Santa María de Nebaj. Como herencia cultural de la época colonial, los pueblos organizados por los dominicos, a cuya orden religiosa pertenecía Fray Bartolomé de las Casas, se caracterizan por la majestuosidad de su Iglesia y su Plaza que engalana en centro de todos los pueblos con características dominicas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

San Agustín, en Lanquín. La iglesia fue construida a partir del año 1574. Esta construcción, por efectos de un terremoto que sacudió al país alrededor de 1810, perdió una parte considerable de su estructura, por lo que fue reacondicionada sin esa parte.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Iglesia de Chajul, fundada en el siglo XVI. Tiene una estatua de Cristo en el Golgota, descubierta dentro de una cueva; lo guardaban, dice la leyenda, dos hombres de piedra. Cada año, Chajul celebra la estatua procesionando.