Frailes en país Maya

 

Numerosas aventuras

Dominicos y Franciscanos en país maya - siglo XVI

Un viaje de Las Casas a Tabasco y Chiapas

Pedro de Barrientos en Chiapa de Corzo

Las Casas en contra de los conquistadores

Fuensalida y Orbita, exploradores

La agrupación de los indios

 

Intensos estudios

Un monje etnólogo, Diego de Landa

El conocimiento de los idiomas mayas

Dos profesores, Juan de Herrera, Juan de Coronel

Dos monjes historiadores, Cogolludo y Remesal

 

Innumerables construcciones

Un Franciscano arquitecto, Fray Juan de Mérida

El convento de Valladolid en Yucatán

El convento de Izamal y sus milagros

En Yucatán, cada pueblo tiene su iglesia

Un Dominico enfermero, Matías de Paz

 

Grandes esfuerzos de evangelización

La pacificación de la Verapaz

La fundatión del monasterio de San Cristóbal

La provincia dominicana de San Vicente

Una evangelización autoritaria

Los Franciscanos y la religión de los Mayas

Un fracaso de los franciscanos en Sacalum, Yucatán

Domingo de Vico, mártir dominicano

 

El fin de la aventura

La vuelta a los monasterios

 

Complementos

Las Casas y la libertad de los indios

La Historia Eclesiástica Indiana de Mendieta

La ruta de la evangelización dominica en Guatemala

El convento de Ticul, visto por John Lloyd Stephens

Los Franciscanos en el valle del Colca, en el Perú

La ruta de los conventos de Yucatán en el siglo XVI

La misión dominicana de Copanaguastla, Chiapas

 

A su disposición, a petición:

- informaciones sobre los paises mayas,

- textos sobre la conquista y la colonización de los paises mayas

 

correo:

 

 

 

 

 

DOS FRAILES

HISTORIADORES,

COGOLLUDO Y REMESAL

 

 

 

 

Mérida, Museo de Historia de la Ciudad

 

Son historiadores partidarios, que escriben en honor de su Orden religiosa, franciscana por Cogolludo, dominicana por Remesal. Sus obras desean ser edificantes y multiplican vidas de santos y milagros. Toman partido por sus congregaciones relatando sus conflictos con las autoridades eclesiásticas y los colonos españoles.

En cuanto a su método, copian, sin posibilidad de verificación, capítulos completos de obras escritas por sus predecesores, según la costumbre de la época. Pero consultaron testigos, examinaron archivos y reunieron en sus libros voluminosos un gran número de informaciones. A menudo son los únicos historiadores que citan textos, refiren sucesos y describen personalidades que, gracias a ellos, no son olvidados.

 

Fray Diego López de Cogolludo.

Nació en Alcalá de Henares en España, y entró a la orden de los franciscanos del convento de San Diego de Alcalá, el 31 de marzo de 1629. Emigró a Yucatán y volvióse lector de teología, luego guardián del convento de Mérida y por fín provincial de su Orden.

Su obra, la "Historia de Yucatán", que se publicó en Madrid en 1688, es un trabajo importante, que cubre toda la historia del Yucatán de los siglos XVI y XVII, la llegada de los conquistadores, la evangelización, las revueltas indígenas, las entradas de los piratas ingleses, etc.

Además de documentos de primera mano, López de Cogolludo consultó y utilizó la "Relación de las cosas de Yucatán" del obispo Diego de Landa y la "Historia de Yucatán, Devocionario de Nuestra Señora de Izamal y Conquista Espiritual" de Bernardo de Lizana. Cita también la "Monarquía indiana" de Juan de Torquemada.

 

Mérida, hoy día : Cogolludo vivió gran parte de su vida en el convento franciscano de la ciudad que fue destruido en el siglo XIX y substituido más tarde por el mercado San Benito, ubicado cerca de esta galería (Portal de Granos)

 

A Alonso Sandin, Dominico, le encargaron examinar la obra de Cogolludo antes de publicarla. Aquí está su parecer:

 

La "Historia de Yucatán" de Cogolludo

"De orden de V. A. he leido con especial cuydado el Libro intitulado : Historia de Yucathán, compuesto por el M. R. Padre Fr. Diego Lopez Cogolludo, Lector jubilado y padre perpetuo de dicha Provincia del Orden Serafico de mi Gran Padre San Francisco : y assentando con el Grande Agustino en el segundo libro de Doctrina Christiana, que la Historia debe referir con fidelidad los sucessos passados y ordenarle á la comun utilidad, y enseñança : Historia facta derat fideliter, acque utiliter. "

 

Es muy difícil reconstituir el pasado

"No puedo negar lo arduo del assumpto de nuestro Historiador por las pocas noticias, que los primeros Conquistadores de dicha Provincia de Yucathán dexaron en sus archivos, tiendo esto ocasion de que los antiguos Historiadores nos las ayan participado hasta aora con sobrada variedad ; y si por andar vagueando los sucessos de la antiguedad en los Oradores, Poetas, y Historias, le pareció al Padre Mendoza in Virid. Lib. S. de Floribus varijs, Problema 44. ser empressa tan ardua el ordenar una Historia, que solo el muy versado en todos essos Autores podia con felicidad consiguirlo. (...) No menos dificultad se halla en el presente assumpto, assi por la falta de noticias, como por averle hallado precisado á solicitar los instrumentos juridicos de la antiguedad, á que se añade el trabajo de reconocer las demás Historias, para sacarle de uno, y otro lo mas veridico;"

 

Cogolludo reunió testimonios fiables

"y porque es digno de agradecimiento el Autor, y mucho mas, porque en ella se experimentan las dos condiciones, que en la Historia pide el Grande Agustino : Historia facta narrat fideliter, pues atendiendola sin passion, se hallan en ella con fidelidad referidos los sucessos de aquella primitiva conquista, que pudieron averiguarle con instrumentos ; pone por dudosos los que se sacan de probables conjeturas, ó relaciones antiguas, sin darles mas creencia, que la que pueden tener las relaciones, ó las razones que alega : nada omite de lo que pudo averiguar por cierto, y pone solo por dudoso lo que no ha podido tener tan exacta averiguacion(...). Califica en los antiguos Escritores, lo que su vigilancia ha descubierto por verdadero en los Archivos, y con modestia Religiosa refuta lo que en ellos halla menos conforme a los sucessos, conformandose en esto con la primera calidad, que en la Historia pide el Grande Agustino : Historia facta narrat fideliter."

 

Su Historia de Yucatán puede servir de ejemplo a los Españoles

"No menos se halla en ella la segunda, que es utilidad en los que la leyeren, atque utiliter, porque los Militares tendrán mucho que imitar en el valor de aquellos primeros Conquistadores, en los ardides de que se valian en tan dificultoso assumpto en el arduo de la empressa, y mas siendo tan corto el numero de los Españoles, y tan crecido el de los Barbaros. Los politicos hallarán en ella buenos exemplares para el govierno, pues entre gente tan falta de luz de la razon, pudieron disponer los primitivos unas Republicas tan bien governadas, que no es facil se enquentren en otras entabladas con mejores leyes en todo aquel Nuevo Mundo ; y lo que es mas los Eclasiasticos Missioneros, hallarán en los Religiosos de mi Padre San Francisco, que son los que han plantado alli la luz evangelica, muchos Varones ilustres á quien imitar, pues vemos no escusaron trabajo por conseguir este fin, reusaron los peligros, por solicitar almas para Dios, ocupandole de dia, y de noche, segun las necessidades lo pedian, en la continua enseñanza, cuydando al mesmo tiempo de las conveniencias temporales de los proximos, para entablar con mas facilidad el Evangelio, exercitando todos estos empleos con suma pobreza, y desinterés, como verdaderos Varones Apostolicos, descuydando de sus propias conveniencias, por atender mejor á las agenas, y porque se han seguido tantos frutos, como toda la Historia nos está enseñando : por cuyas razones, y porque nada tiene contra la fé, ni buenas costumbres, soy de parecer se le debe dar la licencia que pide. Madrid, y agosto 15 de 1687. Fr. Alonso Sandin." (APROBACION DE EL REVERENDISIMO Padre Fr. Alonso Sandin, del Orden de Predicadores, Maestro en Sagrada Theología, Difinidor del Capitulo General y Procurador General de la Provincia del Santo Rosario de Philipinas, 15 de agosto de 1687)

 

El mercado San Benito de Mérida, construido en 2004 en el mismo sitio del convento franciscano de Cogolludo

 

Fray Antonio de Remesal.

Nacido en Alariz, Galicia, en 1570 ; fallecido en Madrid en 1639. Estudió en la Universidad de Salamanca, obtuvo el título de doctor de teología e ingresó en 1593 a la Orden de los Dominicos. Salió a América en 1613. Fué entonces nombrado visitador de las misiones de América Central. Remesal vivía en el convento dominicano de Santiago de los Caballeros de Guatemala donde aseguró el cargo de confesor del gobernador de la provincia.

Cuando estaba en Guatemala y México, de 1613 a 1617, reunió documentación para su " Historia de la provincia de San Vicente de Chiapa y Guatemala", o "Historia general de las Indias occidentales y particular de la gobernación de Chiapa y Guatemala" (Madrid, 1619). O sea la provincia de la orden dominicana cubriendo Chiapas, Guatemala, Nicaragua, Honduras y Salvador (unos capítulos se dedicaban a los dominicos del Perú y de Filipinas). Una parte de la obra se dedicaba al relato detallado de las estancias de Bartolomé de Las Casas en América central, sacado de una obra del dominicano Tomás de la Torre, hoy desaparecida. Por otra parte Remesal adopta las tesis de Las Casas sobre la evangelización pacífica de los indios.

En su obra, Remesal realizaba duros ataques a los conquistadores, por lo que Ruiz del Corral, Deán de la catedral de Antigua Guatemala, quien era comisario del Tribunal de la Inquisición, lo acusó de difamación de personajes e instituciones, impidiéndole que se difunda el libro.

 

 

Antigua Guatemala, antaño Santiago de los Caballeros de Guatemala, lugar de estancia de Remesal

 

Antonio de Remesal presenta su obra en su prólogo:

 

Cómo le vino la idea de escribir su Historia de Chiapas y Guatemala

"Teniendo, pues, propósito de volverme a mi convento, me pareció sacar de las actas de los Capítulos de aquella santa provincia de San Vicente de Chiapa y Guatemala una como tabla o abecedario, distribuyendo las materias por sus clases, para mostrar a los que no habían estado en ella el excelente gobierno con que se fundó y conserva en el punto de Religión que la hace famosa, no sólo en la de nuestro glorioso padre Santo Domingo, sino entre todas las muy observantes de la Iglesia de Dios; juntóse a esto venir a mis manos, casi al mismo tiempo, un libro que escribió el padre fray Tomás de la Torre de los principios de esta provincia, que me convidió y llamó a saber más de ella. A cuya causa comencé a ver los archivos reales y el protocolo del gobierno, en que fueron liberales el conde de la Gomera, presidente, y el licenciado Juan Maldonado de Paz, oidor de la Audiencia de Guatemala. (…)"

 

Un trabajo de historiador durante once meses

"Y porque la verdad de la historia es el ánima de ella, como la racional actúa y perficiona el cuerpo del hombre y en tanto lo es en cuanto la tiene, que en faltándole muda de especie y pasa al ser de cadáver; así la historia, cuya verdad consiste en saber los sucesos verdaderos, por informaciones, relaciones y escritos auténticos, los procuré con gran diligencia y cuidado. Y éste me llevaba tanto tras sí, que un día en que me abrieron el carrillo derecho por causa de un apostema cirroso que me puso en peligro, pasé el primer libro del archivo de la ciudad de Santiago. Y prosiguiendo con esta diligencia, aunque no faltaban otras ocupaciones, en once meses de un grano tan pequeño como la tabla de los Capítulos desta provincia estaba formando un árbol tan grande como la relación de los sucesos espirituales y temporales de toda ella. Y con el favor del Señor, lo que muchos a quien este trabajo se había encargado, tuvieron por imposible aun darle principio dentro de tan breve tiempo, les mostré yo el fin."

 

Remesal reunió un gran número de documentos

"Para darle a esta obra con más perfección, aunque no entendía el orden divino quien me arrojó de sí con alguna violencia, anduve dos veces toda la Nueva España, en que comuniqué los hombres más entendidos della, oyendo sus relaciones y viendo sus memoriales, dando lo que recibía, sin quitar ni añadir, principalmente en los libros de Cabildo donde estaban las fundaciones y gobierno de ciudades." (…)

"No hago catálogo de los archivos, libros impresos y de mano, memoriales, relaciones, testamentos e informaciones que he visto para ordenar esta historia. Díjese en mi crédito que todos los papeles fueron fidedignos y auténticos y habidos de personas de calidad que los estimaban y entregaban con veneración, fe y creencia de volverse."

 

Antonio de Remesal concluye:

"De los modos de escribir historia, escogí el lacónico, breve y sucinto, por ser más acomodado a este género de escritura y más conforme a mi natural; guardando el que permite divertirse en consideraciones y advertencias al pío lector, así para otros tratados, que con el favor de Dios pienso pasar a la luz, como para un libro que ha años que estoy trabajando de ciertas anotaciones o comentarios sobre los sermones del angélico doctor Santo Tomás de Aquino, en donde he procurado juntar lo poco que he alcanzado de las lenguas griega y hebrea, lección de santos y Telogía expositiva, que ha sido el principal ejercicio de mis estudios.

"Y porque el fin de la historia no es escribir cosas para que no se olviden, sino para que enseñen a vivir con la experiencia, maestra muda, que es la utilidad y bien público, haciéndonos más prudentes los malos sucesos que los buenos, sólo quiero advertir: que aunque el principal intento deste libro es tratar la fundación, aumento y estado de la provincia de San Vicente de Chiapa y Guatemala, y de los excelentes varones que ha tenido en religión, letras y gobierno, que la han ilustrado y hecho famosa; éstos se ponen aquí como hombres sujetos a toda fragilidad y condición humana, que no los dejaba acertar en todos los tiempos ni en todas las ocasiones. Y, por tanto, si se hallare en ellos algo que no sea oro tan resplandeciente, discúlpense, o con la intención de acertar, o con las calidades dichas; que muchas veces permite Dios en varones muy perfectos algunas negligencias para que entiendan los hombres que lo son." (Antonio de Remesal, Historia de la provincia de San Vicente de Chiapa y Guatemala, Prólogo)

 

 

Antigua: el convento de los Dominicos en el siglo XVIII (reconstitución)

 

Thomas Gage, dominico inglés, describe en su "Nueva Relación que contiene los viajes de Tomás Gage en la Nueva España" ("The English-American, or a New Survey of the West Indies", 1648),  el convento de Santo Domingo de Antigua Guatemala, donde Remesal había vivido:

"Los conventos de los dominicos, de los franciscanos y de los frailes de la Merced son magníficos y contienen cien religiosos cada uno. El más suntuoso de todos es el de los dominicos, donde yo viví, el cual se une con la universidad de la ciudad por medio de una gran calzada que está frente a la iglesia.

 

La renta de este convento consiste en ciertos pueblos de indígenas que les pertenecen, un molino de agua, una hacienda de trigo, otra en que se crían caballos y mulas, un ingenio o molino de azúcar, y una mina de plata que se les dió en el años 1633, cuya renta líquida al año asciende por lo menos a treinta mil ducados; lo que hace que estos religiosos tengan no solamente con qué regalarse bien, sino por economizar, para construir y adornar magníficamente su iglesia y altares.

 

Además en el recinto del claustro nada falta de todo cuanto puede contribuir a los placeres y recreación de los religiosos. Entre las riquezas que éstos tienen hay sobre todo dos cosas remarcables, de las que los españoles cuando estaban de buen humor me decían, que los ingleses se informaban mucho cuando tomaban algunos de sus buques, y que temían que yo fuese tal vez un espía de éstos. La primera es una lámpara de plata, que está colgada frente al altar mayor, que es tan grande que se necesitan tres hombres para subirla. La segunda es todavía más rica, y ésta es la imagen de la Virgen María, hecha de plata pura, y del tamaño de una mujer de buena talla. Está colocada en un tabernáculo hecho expresamente en la capilla del rosario, donde hay por lo menos doce lámparas de plata que arden perpetuamente delante de esta imagen. En fin, este convento es tan rico que en poco tiempo se podrían sacar cien mil ducados de los tesoros que encierra. Además en el recinto del claustro nada falta de todo cuanto puede contribuir a los placeres y recreación de los religiosos.

 

En el claustro bajo hay un gran jardín con una fuente en medio y un hermoso chorro de agua, de la que parten por lo menos doce caños que surten dos viveros llenos de peces, y sobre los cuales se ven sobrenadar gran cantidad de patos y otras aves acuátiles.

 

Hay además en este convento otros dos jardines, que sirven para las frutas y legumbres. En uno de estos jardines hay un estanque de doscientos cincuenta pasos de largo, todo empavesado y circundado de un pretil. En el hay un bote en que los religiosos se pasean y pescan cuando les falta pescado que han comprado y alli toman el suficiente para Ia comida de toda Ia comunidad.”

 

Antigua Guatemala: las ruinas del convento de Santo Domingo, convertidas en hotel y museo

 

 

Antonio Vásquez de Espinoza en Antigua :

"607. La ciudad de Guatemala está fundada en el referido valle 10. leguas del Mar del sur, en 14. grados de altura de la Equinocial a nuestro tropico de Cancro, Su temple es marauilloso de primauera todo el año, es muy abundante y ragalada y varata de todo lo necessario para la vida humana, tiene mas de 1,000 vezinos españoles, sin muchos esclauos negros, y mulatos, y muchos indios de servicio; sin los entrantes y salientes, que son muchos, por ser la ciudad de grande Contratacion, con toda la Nueua España, y Mexico, y las provincias de la tierra, de España, del Piru, y Nicaragua, que van a ella con plata y mercaderias a sacar el Cacao, Añil, Grana y otros frutos que produce la tierra en suma Cantidad.

"608. Coge citio de vna muy grande y populosa ciudad, todo lo mas de buena caseria, y fabrica, las calles bien traçadas y derechas, tiene la plaça principal, que es muy buena y quadrada, en el Angulo que está a lesnordeste, está la Iglesia Cathedral que es muy Grande y Capaz, de las buenas que ay en las Indias, y en el Mismo Angulo las Casas Obispales, en el Otro angulo, que está casi al sur, están las Casas Reales muy grandes, y Capaces, donde viue el presidente, y acuden los oidores a la Audiencia que juntamente son alcaldes de Cortes y traen de ordinario varas, ay en esta audiencia, demas del presidente 5. oidores, y un fiscal, dos secretarios, vn relator, y los demas ministros en el mismo angulo está la carcel de Corte.

"609. En frente de este angulo de las Casas Reales casi al norte, es el otro todo de portales de muy buena fabrica, en este estan los escribanos, y algunas tiendas de mercaderes; El otro angulo, que está en frente de la iglesia Cathedral es tambien de portades (sic), todo de muy buena fabrica en el qual ay mercaderes, y otras tiendas de pulperias, a vn lado de la plaça ay vna fuente de agua muy buena, de donde se prouee mucha parte de la cuidad, aunque es muy abastesida de ella; a cada esquina de la plaça corresponden dos Calles principapales (sic), de suerte que desde la vna se veen los conuentos de la merced, Santa Catalina, y la Compania de Jesus, y desde otra el de San Agustin, y desde la otra se ven el monasterio de monjas de la Concepcion, y hospital general de la ciudad.

"610. tiene esta ciudad famosos Conuentos; el de Santo Domingo es muy sumtuoso, de muy buena fabrica con grandiosa iglesia muy adornada, y claustros, ay en el sujetos muy religiosos, y doctos, aunque por humilidad, y la gran reformacion que en habito, y costumbres obseruan, no se Graduan, es caueça de toda la provincia en el distrito de la Audiencia, aunque solo tienen fundados monasterios en el dicho Obispado de Guatemala, en el de Chiapa, y Vera Paz, que se consumio, Leen en este insigne conuento Artes, y theologia de que se trata con gran cuidado y vigilancia, como en toda su sagrada religion: tiene pegado assi vn colegio en que se leen las referidas ciencias, y otras, y por la incomodidad que ay, e inconuenientes que se siguen; por estar Mexico casi 300 leguas a muchos dias que desea, y pretende la ciudad su Magestad les haga merced que en el se funde vniuersidad, offreciendo la ciudad renta suficiente para ella, assi por lo referido, como por que con mas comodidad puedan los hijos de la ciudad, y tierra estudiar en ella; y por que muchos no podran sustentar sus hijos en los estudios de Mexico, o de otras partes, por los grandes gastos y ser tan distantes.

"611. Ay cerca de este conuento otra plaça mas pequeña, que la mayor, que llaman de Santo Domingo, donde en ella; y las calles circunvezinas es el principal trato y habitacion de los mercaderes y el mayor bullicio, y comercio de toda la ciudad, y adonde acuden con mas frequentacion, assi a vender las mercaderias de ropa para indios y frutos de la tierra, como a comprar para sacar a las prouincias de toda la tierra." (Antonio Vásquez de Espinosa, "Compendio y Descripción de las Indias Occidentales", 1627-1629, Libro Quinto. Del Distrito de la Audiencia de Guatemala, Capitulo 7. De la Ciudad de Santiago de Guatemala de su grandeza y Conuentos: y otras iglesias que tiene.)

 

Antigua (Guatemala), la catedral y el ayuntamiento

 

Joannes de Laert, 1640 :

 

"Hasta aquí nos hemos referido a algunas Provincias que están unas cerca de las otras. Ahora seguiremos con las ciudades que habitan los Españoles. La principal es sin duda San Iago de Guatemala, la Metropolitana de esa Gobernación y la sede del Parlamento. Dista de la línea catorce grados y treinta escrúpulos hacia el Norte; del Meridiano de Toledo hacia el Oeste noventa y tres grados, según Herrera; doce leguas, o según otros catorce, del mar del Sur. Está situada en medio de un valle cruzado por un río, entre dos montañas llameantes, una de las cuales queda cerca de la villa y la otra a dos leguas. Su cima es muy alta y redonda, y frecuentemente exhalan una espesa humareda y a veces vomitan llamas, cenizas y botan piedras quemadas: cuando el fuego comienza a salir, la tierra tiembla fuertemente todo alrededor.

 

"Frecuentemente relampaguea y truena, sin embargo el aire no es malsano. El terreno es fértil, muy apropiado para las vacas y las ovejas, de las cuales se cría una gran cantidad. La tierra produce tanto Mays, que en los campos de riego rinde quinientos por cien, y en otras partes nunca menos de cien por ciento. Hay cantidad de árboles frutales, por lo que se puede considerar el paisaje de esta villa, como uno de los más agradables.

 

"Herrera calcula que hay seiscientos Burgueses Españoles en esta ciudad, además de los Salvajes y de los esclavos. El inglés Chutan, que pasó por allí en el año de 1570, reduce mucho el número y opina que por ese entonces no había en la villa más de sesenta Españoles. La mayoría de los Oficiales del Rey residen en ella, y además el Obispo que es sufragáneo del Arzobispo de México. Hay también un Monasterio de Dominicos, otro de los Hermanos de las Mercedes y un hospital. Allí se funden toda clase de metales. Se dice que esta Diócesis abarca veinticinco mil Salvajes.

 

"Esta ciudad dista de la Metropolitana México doscientas setenta leguas, yendo por un camino sumamente incómodo que pasa por dos desiertos, uno de los cuales se extiende cuarenta y cinco leguas desde Guaxaca hasta Tecoantepeque, y de ésta a Soconusco sesenta leguas. A partir de mediados de Mayo y hasta mediados de Noviembre, este camino es casi intransitable debido a las continuas lluvias, pantanos y ciénagas. Dista luego doscientas leguas de Guazacoalco, lugar situado sobre el mar del Norte, al cual se llega por un camino incómodo y tortuoso; sin embargo, antiguamente iban a buscar las mercancías de Europa a ese puerto, con grandes costos y esfuerzos; ahora las transportan por un camino mucho más corto por el valle de Nacao (que dista de San Iago únicamente cincuenta leguas), desde el golfo de Honduras.

 

"Esta villa fue casi destruida en el año de 1541 por una horrible tempestad que de improviso se desencadenó desde el volcán, el cual según hemos dicho se encuentra sobre la villa. Llevando un diluvio de agua, grandes piedras, árboles arrancados a raíz, la tempestad chocó con tal impetuosidad contra la ciudad, que tumbó los edificios y cubrió y sofocó miserablemente a muchas personas, entre ellas la viuda del Gobernador y primer Conquistador de esas Provincias (de cuyo infortunio diversos autores han escrito de diferentes maneras que no coinciden entre ellas). La villa fue muy pronto restaurada y aumentada con nuevos habitantes. Se dice que al presente posee mucho oro y otras riquezas, debido al tráfico que sus habitantes hacen con los de Veragua y de otras naciones".(MUNDO NUEVO o DESCRIPCIÓN DE LAS INDIAS OCCIDENTALES, Escrita en 18 libros por JOANNES DE LAET, natural de Amberes, 1640, capítulo XII, VILLA DE SAN IAGO DE GUATEMALA PRINCIPAL DE ESTA PROVINCIA)

 

Antigua, 1774, "Razón particular de los templos, casas de comunidades, y edificios públicos ... y del deplorable estado a que se hallan reducidos por los terremotos de la tarde del 29 de julio, 13 y 14 de diciembre del año proximo pasado de 1773". Luego, trasladaron la capital a la ciudad de la Nueva Guatemala de la Asunción, hoy Ciudad de Guatemala

 

Antonio de Alcedo, 1786:

"La Ciudad de Santiago de Guatemala, Capital del Reyno y Provincia anteriores, fundada por Pedro de Alvarado el año de 1524 en un valle rodeado de montes, donde permaneció poco tiempo por haberse inundado con una furiosa tempetad de agua que la destruyó enteramente ; sus vecinos al reedificarla mudaron de sitio á distancia de media legua en el mismo valle, es de temperamento templado, muy abundante de trigo, maiz y toda especie de frutas, así de América como de Europa : en su territorio se produce mucha grana y cacao, que son los principales frutos de su comercio, y no menos de ganado de toda especia, que allí ha multiplicado tanto que es increíble : esta situada á la falda de un volcan ; tenia 6 conventos de las Religiones  de Santo Domingo, San Francisco, San Agustin, la Merced, San juan de Dios, y Colegio que fué de los Regulares de la extinguida Compañia : dos Monasterios de Religiosas Dominicas, uno con el título de la Concepcion, y otro de Santa Catalina Mártir ; un Hospital que fundó su primer Obispo, otro de San Lázaro para leprosos, que estaba un quarto de legua distante de la ciudad, y el tercero de San Alexo, de que cuidan los Religiosos de Santo Domingo ; un Colegio Seminario, y otro llamado de la Asuncion : ha sido arruinada otras diferentes veces por los terremotos, á que está muy sujeta, y últimamente el año de 1775, que no quedó mas que un monton de ruinas, habiéndola reedificado su Presidente Don Martin de Mayorga distante de donde estaba antes. Esta ciudad era Cabeza de Obispado erigido por el Sumo Pontífice Paulo III el año de 1534, y despues á instancia de Felipe V Rey de España en Arzobispo Metropolitano por Benedicto XIV el de 1742, señalándole por sufraganeos los Obispados de Nícaragua, Chiapa y Comayagua : reside en ella el Presidente, que es Gobernador y Capitan General del Reyno, el tribunal de Audiencia Real." (Antonio de Alcedo, Diccionario geografico-histórico de las Indias Occidentales o América: es a saber: de los Reynos del Peru, Nueva España, Tierra Firme, Chile y Nuevo Reyno de Granada. Madrid, 1786/89)

 

 

2017 "Frailes en país Maya"

http://moines.mayas.free.fr/

moines.mayas@free.fr

Página anterior                    Página siguiente

 

   

 

 

 

 

 

 

 

 

Français

English

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los mercados de Mérida, en el sitio del convento franciscano

«XXXVI — Ay en esta ciudad un monesterio de rreligiosos de señor San Francisco, que fue el primero que se fundo en estas provincias por un rreligioso de la misma horden llamado fray Juan de la puerta, honbre docto y predicador, que murió obispo electo destas provincias en españa — ay de hordinario en el ocho o diez rreligiosos sacerdotes y legos que dotrinan los yndios naturales délos pueblos mas cercanos a esta ciudad — edificáronle los rreligiosos con el labor e trabajo délos yndios naturales délos términos desta ciudad —es la casa toda de cal y canto y la yglesia de una nabe cubierta de bobeda, obra muy buena— esta fundado extramuros déla ciudad y cae ala parte del Sueste.»

 (Martin de Palomar – Gaspar Antonio Chris. Relación de Mérida. Relaciones geográficas, 1579)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Primera edición de la "Historia de Yucatán", Madrid, 1688

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una edición moderna de la Historia de Yucatán (Linkgua ediciones, Barcelona, 2006)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Primera edición de la "Historia de la provincia de San Vicente de Chiapa y Guatemala" o "Historia general de las Indias occidentales y particular de la gobernación de Chiapa y Guatemala", Madrid, 1619

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una fuente, en el hotel Casa Santo Domingo, en Antigua, construido encima de las ruinas del convento de los Dominicos