Frailes en país maya

 

Numerosas aventuras

Dominicos y Franciscanos en país maya - sigloXVI

Un viaje de Las Casas a Tabasco y Chiapas

Pedro de Barrientos en Chiapa de Corzo

Las Casas en contra de los conquistadores

Fuensalida y Orbita, exploradores

La agrupación de los indios

 

Intensos estudios

Un monje etnólogo, Diego de Landa

El conocimiento de los idiomas mayas

Dos profesores, Juan de Herrera, Juan de Coronel

Dos monjes historiadores, Cogolludo y Remesal

 

Innumerables construcciones

Un Franciscano arquitecto, Fray Juan de Mérida

El convento de Valladolid en Yucatán

El convento de Izamal y sus milagros

En Yucatán, cada pueblo tiene su iglesia

Un Dominico enfermero, Matías de Paz

 

Grandes esfuerzos de evangelización

La pacificación de la Verapaz

La fundación del monasterio de San Cristóbal

La provincia dominicana de San Vicente

Una evangelización autoritaria

Los Franciscanos y la religión de los Mayas

Un fracaso de los franciscanos en Sacalum, Yucatán

Domingo de Vico, mártir dominicano

 

El fin de la aventura

La vuelta a los monasterios

 

Complementos

Las Casas y la libertad de los indios

La Historia Eclesiástica Indiana de Mendieta

La ruta de la evangelización dominica en Guatemala

El convento de Ticul, visto por John Lloyd Stephens

Los Franciscanos en el valle del Colca, en el Perú

La ruta de los conventos de Yucatán en el siglo XVI

La misión dominicana de Copanaguastla, Chiapas

 

A su disposición, a petición:

- informaciones sobre los paises mayas,

- textos sobre la conquista y la colonización de los paises mayas

 

correo:

 

 

 

 

 

EN YUCATÁN,

CADA PUEBLO

TIENE SU IGLESIA

 

 

 

Umán, Yucatán

 

Un tremendo esfuerzo de construcción

En cada pueblo de Yucatán, incluso los más aislados, un gran edificio religioso, iglesia o convento, señorea las casas bajas y las chozas de los Yucatecos. Durante la segunda mitad del siglo XVI, en un lapso de cinquenta años, se comenzó la construcción de unos 300 lugares de culto en la península. La mano de obra no faltaba, tampoco los materiales, sacados de los innumerables sitios mayas abandonados.

Todo esto correspondía a una fuerte voluntad política, expresada en numerosos textos, entre los cuales él que sigue, que data de la época en que Yucatán dependía de la Audiencia de Guatemala (Antigua Guatemala):

 

Mandan a los indios construir iglesias

Iten, ordeno y mando, que todos los pueblos de estas dichas provincias, y naturales de ellos hagan buenas iglesias en sus pueblos, de adobes é de piedra y bien labradas, y aderezadas, como conviene al culto divino; y esto mando que se haga dentro de dos años primeros siguientes, y mando que todos de mancomun hagan las dichas iglesias, y ninguno se escuse. Y asi mismo mando, que en ningun pueblo haya mas de una iglesia, donde todos concurran, porque asi conviene á la paz y comodidad de los naturales. Y ningun cacique, ni principal, ni alguacil, ni otra persona alguna sea osado por su autoridad á levantar, ni hacer iglesia, ni oratorio ó hermita. Y si alguna hay hecha, que luego se derribe, y ninguno sea osado á lo contrario, pena de cien azotes. Y no haya mas de una iglesia principal, donde todos concurran las cuales dichas iglesias mando sean muy bien adornadas, y siempre estén limpias, y bien cerradas, de manera, que no puedan llegar ningunas bestias á ellas, y todas tengan sus puertas y llaves, y que ninguno sea osado de dormir en ellas, ni de meter cosa alguna, so pena, &c."  En nombre del Rey, Tomás López, Oidor de la Audiencia de Guatemala, 1552 " (Diego López de Cogolludo, Historia de Yucatán, libro 4, capítulo 17)

 

Muy a menudo, una iglesia o un convento central , instalado en el pueblo más importante, hacía las veces de "doctrina" (misión) y organizaba el culto; los otros pueblos de las cercanías disponian sólo de "visitas" y eran servidos cada semana por los frailes o los sacerdotes.

 

El convento de Motul y sus tres visitas, Ucí, Kiní, Muxupip ; más lejos, Cacalchen al sur, Tixkunchel y Mérida al oeste, Dzemul y Telchac al norte (Relaciones histórico geográficas de la Gobernación de Yucatán, 1579)

 

Diego López de Cogolludo describe esta organización y da una lista precisa y larguísima de las circunscripciones religiosas de Yucatán (en el siglo XVII, después de la reorganización de 1602):

 

Treinta y cinco conventos franciscanos en Yucatán

"La administracion de los santos Sacramentos y predicacion evangélica para los indios de este obispado y gobierno de Yucatan, está repartida entre la clerecia y los religiosos de nuestro padre San Francisco, que estamos en esta provincia de San José, sin que en tiempo alguno hayan tenido administracion religiosos de otra religion, y está la division en esta forma. La clerecia tiene veinte y dos doctrinas, que son beneficios curatos, que se proveen segun el órden del real patronato en concurso público. Los religiosos tenemos treinta y cinco conventos, que tienen administracion de indios, y en ellos hay guardianes electos en los capítulos provinciales, y los ministros doctrineros de ellos están asignados y presentados, segun la forma que la voluntad real tiene espresada para la justa conservacion de su real patronato, siendo unas veces los guardianes juntamente ministros, y algunas otros distintos religiosos, conforme mas é menos lengua saben. Hay tambien otras dos doctrinas, en cuyos conventos su superior no tiene título de guardian sino de vicario, aunque tambien electos en capítulo, y los padres domínicos administran una vicaria en Tabasco. Descendiendo á ellas, y á sus pueblos anexos ó visitas, que tienen pila bautismal, á sus titulares y patrones son las siguientes." [...]

 

 

Hocabá

"El beneficio de Hocabá fué tambien convento nuestro hasta el año de 1602, su último guardian el padre Fr. Francisco de Piña. La iglesia de Hocabá tiene por titular á nuestro padre San Francisco: las de sus pueblos Tzanlahcat la Asuncion de N. Señora, y en aquel asiento están otros los pueblos Hují y Tixcamahil, del de Zabcabá es titular San Juan Evangelista, del de Hují San Pedro Apóstol." [...]

 

Yaxcabá

"El beneficiado de Yaxcabá, que tambien era administracion nuestra de el dicho convento de Zotuta, tiene su cabeza por titular á nuestro padre San Francisco. Sus pueblos son Mopila, titular San Mateo Apóstol, Tixcacal San Juan Bautista, y Tacchebilchen la Exaltacion de la Santa Cruz." [...]

 

Peto

"El beneficio de Petu (Peto) tiene por titular su cabeza la Asuncion de nuestra Señora: los pueblos de visita, que son el de Tahdziu á nuestro padre San Bernardino, el de Tixalatún á nuestro padre San Francisco, el de Tzucácab á Santa Maria Magdalena, y el de Calotmul á San Pedro Apóstol."  (Diego López de Cogolludo, Historia de Yucatán, libro 4, capítulo 19)

 

Tecoh

"De el convento de Tikoh, cuya iglesia tiene por titular la Asuncion de nuestra Señora, se hizo ereccion titulándole convento el año de 1609. Tiene por visitas la iglesia de los Santos Reyes del pueblo de Timucuy, la de San Gregorio Papa del de Telchaquillo, la Natividad de nuestra Señora de los de Acanceh, Xiol y Chaltun, que están en un asiento." [...]

 

Muna

"La administracion de Muna es convento desde el año de 1609, y titular de su iglesia San Juan Evangelista: sus visitas la de San Antonio de Padua del pueblo de Zaclum, y la de San Juan Bautista de los de Abalá y Becyá, que están en un asiento." [...]

 

Conkal

"El convento de Cumkal tiene cuarto lugar en la tabla del primero capítulo custodial del año de 1549. Es titular de su iglesia nuestro padre San Francisco; sus visitas son Santiago del pueblo de Chicxulub (Chhic Xulub), Santa Ursula del de Chablé (Chable), San Pedro Apóstol del de Chulul, y San Juan Bautista del Zicipach (Zicil Pach)." [...]

 

Uayma

"Del convento que hoy está en el pueblo de Uayma (y se trasladó del pueblo de Tinum, donde fué su primera ereccion año de 1681,) tiene la iglesia por titular á nuestro padre santo Domingo, y por visitas la pura Concepcion de nuestra señora del pueblo de Tinum, la asuncion del de Kauva, y San Juan Bautista de Cuncunul." [...]

 

El monasterio de Uayma, Yucatán (maqueta virtual): 1. la iglesia, 2. el patio, 3. el atrio, 4. el cementerio, 5. la huerta

 

"Esta este pueblo de Guayma dos leguas de la cabecera de doctrina, que son subjectos al monesterio questa fundado extramuros desta villa de Valladolid, que los doctrinan los dichos Religiosos de San Francisco; tiene este pueblo su yglesia y sacritia y coro y casa para los Religiosos con sus seldas; es de buen tamaño, tiene assi mesmo el ornato nescesario para dezir missa, ques casulla y alba y cáliz y una cruz dorada con su manga de terciopelo carmesi, ay sus cantores y maestro de capilla y su música de flautas y dos campanas, y todo lo demás nescesario para la dicha yglesia y servicio della — ay en este pueblo de Guayma unos cues de piedra hechos a mano, muy altos, de los quales se sacaba piedra para hazer la yglesia y aposentos délos Religiosos." Juan Vellido, alcalde ordinario, Relación de Uayma, Relaciones histórico-geográficas de Yucatán, 1579

 

299 iglesias principales

"Asi parece haber en este obispado de Yucatan 299 iglesias dedicadas para gloria de Dios nuestro Señor, y en honor de sus santos, y de ellas tiene la clerecia en posesion 148, las 95 en lo que se llama Yucatan, y las 53 en la provincia de Tabasco, y las que administran los religiosos en la vicaría de Ozolotlan. Los religiosos nuestros de esta provincia han hecho en ella nueva ereccion de doscientas y doce iglesias, sin las visitas de estos últimos conventos, que no he podido ajustar. De ellas tenemos en posesion 151, y las 145, son parroquiales con pila bautismal. Entre ellas se ha hecho ereccion de 25 conventos, y tenemos en posesion 38. " (Diego López de Cogolludo, Historia de Yucatán, libro 4, capítulo 20)

 

Las misiones del sureste mexicano en 1590: en verde, las parroquias franciscanas, en Yucatán; en rosa, las parroquias seculares; en amarillo, las parroquias dominicanas, en Chiapas; la linea punteada delimita las regiones controladas por los Españoles (según Peter Gerhard, The Southeast Frontier of New Spain, Princeton University Press, 1979)

 

Fray Julián de Quartas, arquitecto y artesano en Yucatán:

Entre los Religiofos que el fanto Obifpo Landa truxo a efta Prouincia, vino el Padre Fray Iulian de Quartas: era natural de Almagro: tomó el habito en la Prouincia de Caftilla; y en efta fe puede dezir que fue vno de los Religiofos que mas vtiles fueron al bien de los Indios de los que en ella ha auido, porque era apazible en eftremo con eftos naturales, y fupo la lengua dellos con tanta perfección, que ninguno le ha hecho ventaja. El enfeñó a muchos el arte de la lengua, y reduxo la proligidad que tenia a mas fáciles, y menos reglas: amaua a los Indios con eftremo, y los enfeñaua a pintores, doradores, entalladores, y a todos los oficios, y aunque el bendito Religiofo no lo fabia, era tan ingeniofo, que el trabajaua por faberlos, y poderlos enfeñar a los Indios: y fue caufa efto de que aya muchifsimos de ellos que ya fon pintores, y doradores, y entalladores, y cofas tales, fi bien fe han perficionado con Maeftros Efpañoles que oy ay en efta tierra, que yguala fu deftreza a la de los mejores del mundo, mas el auerlos induftriado efte buen Religiofo, fue caufa que fe inclinaffen a tales obras, que han llenado las Iglefías de retablos de talla eftremados, y de buenas pinturas, y otros adornos; y no folo fe ocupaua en efto, mas era arquitecto natural, y afsi edificó dos Conuentos con fus Iglefias, y Capillas mayores, que fon de los mejores defta Prouincia, al menos de los modernos; y no folo fe ocupaua en lo dicho, mas donde quiera que eftaua hazia reloxes del Sol, de muchas diférencias, y enfeñaua a otros, para que lo pudieffen hazer, y a los mefmos Indios; y con efto, y mucho mas que fe pudiera dezir de fus ocupaciones tan prouechofas a la Prouincia, y naturales. Era muy obferuante Religiofo, y tan pobre como el que mas: trabajó treynta y ocho años en Yucatán; murió de cincuenta y fíete, porque vino de diez y nueue de Efpaña, fue digno de que fea alabada fu virtud, y trabajo. (Bernardo de Lizana, Historia de Yucatán, devocionario  de Nuestra Señora de Izamal y conquista espiritual, 1633, segunda parte, capítulo XV)

 

La iglesia de Tixkokob

(Catálogo de construcciones religiosas del estado de Yucatán, Recopilación de Justino Fernández, Talleres gráficos de la nación, México, 1945)

 

"E entendido y sabido de los conquistadores antiguos que esta tierra hera de mucha cantidad de yndios, y al presente no ay la tercia parte de yndios, porque los mas se han muerto y la tierra y pueblos desta governacion á venido en mucha disminuycion, y los yndios viejos me an dicho e certificado que la cabsa principal, porque han venido en tanta disminuycion a sido porque dicen que los frayles de la orden de San Francisco de que ay monasterios en esta provincia, los sacaban de sus asientos viejos y poblaciones antiguas que tenian a donde bibian a su contento y los an pasado e mudado a otros asientos no a su contento y de tenple diferentes a sus conplisiones y que an hecho los dichos Religiosos muchos edificios e monasterios en los pueblos dellos y cabesera que son mas fortalezas para defenderse en ellos los seis mili españoles que otra cosa, porque en cada monesterio no reside mas de dos o tres frailes, y para estos bastábales los conventos moderados, a cabsa de lo qual, del cargar de las piedras grandes y maderos y tablazón e otras cosas a sido cabsa de mucha falta dellos." (Diego de Contreras, encomendero, Relación de los pueblos de Nabalon y Tahcabo, y de la isla de Cozumel, Relaciones histórico-geográficas de Yucatán, 1579)

 

Los indígenas construyen las iglesias -en Chiapas, tierra dominica- (fresco de Angel Albino Corzo, Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas, Tuxtla Gutiérrez)

 

Estaba prohibido exigir trabajos sin pagar un sueldo. Un juez de Comitán, Chiapas, mandó apresar a los dos alcaldes y cuatro regidores del Cabildo comiteco que habían admitido una situación ilegal de parte de los Dominicos. El texto de su confesión es el siguiente:

 

«… lo que pasa es que el padre fray Diego de Collazos vicario de este pueblo llamó un día a todos… que entonces eran alcaldes y regidores por el año de 79 y les mandó que le diesen una memoria de todos los indios que había en este pueblo; y aunque ellos rehusaron de hacerlo, todavía se la dieron por la importunación que sobre ellos les daba; y después de haber recibido la dicha memoria les dijo: hijos, el pregón que se da en el pueblo para que vengan los indios a esta obra no aprovecha nada, porque unos vienen y otros se van y otros no quieren trabajar; y esto se remediará conque en cada semana 40 indios vengan a esta casa conforme a esta memoria que os doy, los cuales han de trabajar en las milpas de maíz y trigo y en la casa que se está haciendo y en los demás servicios que hubiere que hacer. Y así estos confesantes tomaron la dicha memoria y se fueron a su Cabildo a consultar el negocio para ver lo que conviniere; y estando juntos todos los confesantes acordaron que se diesen en cada semana los dichos 40 indios al dicho convento por razón de que cada día andarían con pendencias con los frailes sobre que los indios no querían ir a trabajar a la obra de la casa e para que dándole estos cuarenta indios en cada semana no estuviese obligada la comunidad de hay adelante a dar a los dichos religiosos en cada un año sesenta fanegas de maíz que por mandado de Francisco del Valle Marroquín, alcalde mayor pasado, se habían de dar en cada año a los religiosos; y así desde aquella semana comenzaron estos confesantes a sacar aquella semana de los dichos calpules los dichos 40 indios y los llevaban al dicho monasterio y lo mismo hicieron todas las semanas de dicho año hasta el día de hoy; y se ha usado y se va usando; y que esta es la verdad y lo que pasa.»

 

«Preguntando digan y declaren qué cantidad de dinero recibe cada indio de los dichos cuarenta por razón de su trabajo en cada semana e quién los paga, dijeron que desde entonces acá los dichos cuarenta indios no son pagados de cosa alguna por su trabajo por estos confesantes ni por los dichos religiosos ni por otra persona alguna e que esta es la verdad para el juramento que tiene hecho e lo firmaron de sus nombres don Alonso de Luna alcalde, Francisco Cortes [Ortes] alcalde, Alonso de Aguilar, Juan López, Francisco Hernández, Alonso Pérez.»

 

Archivo General de Indias, Guat. 56f. 195v, 196.

 

 

2007-2016 "Frailes en país Maya"

http://moines.mayas.free.fr/

moines.mayas@free.fr

Página anterior                     Página siguiente

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Français

English

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hocabá

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Yaxcabá. La iglesia actual fue bendecida en 1753.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Peto

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tecoh

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Muna

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Maqueta del convento de Conkal, en el Museo de Arte Sacro ubicado en el conjunto