Frailes en país Maya

 

Numerosas aventuras

Dominicos y Franciscanos en país maya - siglo XVI

Un viaje de Las Casas a Tabasco y Chiapas

Pedro de Barrientos en Chiapa de Corzo

Las Casas en contra de los conquistadores

Fuensalida y Orbita, exploradores

La agrupación de los indios

 

Intensos estudios

Un monje etnólogo, Diego de Landa

El conocimiento de los idiomas mayas

Dos profesores, Juan de Herrera, Juan de Coronel

Dos monjes historiadores, Cogolludo y Remesal

 

Innumerables construcciones

Un Franciscano arquitecto, Fray Juan de Mérida

El convento de Valladolid en Yucatán

El convento de Izamal y sus milagros

En Yucatán, cada publo tiene su iglesia

Un Dominicano enfermero, Matías de Paz

 

Grandes esfuerzos de evangelización

La pacificación de la Verapaz

La fundación del monasterio de San Cristóbal

La provincia dominicana de San Vicente

Una evangelización autoritaria

Los Franciscanos y la religión de los Mayas

Un fracaso de los franciscanos en Sacalum, Yucatán

Domingo de Vico, mártir dominicano

 

El fin de la aventura

La vuelta a los monasterios

 

Complementos

Las Casas y la libertad de los indios

La Historia Eclesiástica Indiana de Mendieta

La ruta de la evangelización dominica en Guatemala

El convento de Ticul, visto por John Lloyd Stephens

Los Franciscanos en el valle del Colca, en el Perú

La ruta de los conventos de Yucatán en el siglo XVI

La misión dominicana de Copanaguastla, Chiapas

 

A su disposición, a petición:

- informaciones sobre los paises mayas,

- textos sobre la conquista y la colonización de los paises mayas

 

correo:

 

 

 

 

 

 

EL CONOCIMIENTO

DE LOS IDIOMAS MAYAS

 

 

 

 

Al llegar a América, los frailes aprendieron los idiomas mayas, redactaron diccionarios y gramáticas y tradujeron el catecismo y las oraciones en esos idiomas. Emprendido con fines de evangelización, aquel trabajo presenta a la vez un gran interés científico. A fines del siglo XVI, se cuentan más de cien obras relativas a los idiomas amerindios redactadas por Franciscanos y cien otras por Dominicos.

 

Una clase de idioma maya: las estaciones

 

Numerosos Franciscanos conocían los idiomas mayas

"No se ha dejado piedra (como suele decirse) que no hayan movido contra nosotros en este pleito, hasta alegar que los religiosos no sabian la lengua de los naturales, que fué como decir que el sol á media dia no da luz, sin tener impedimento alguno. El santo padre Villalpando supo tan presto el idioma, que pareció infusion milagrosa, y hizo arte de él, con que admiró á los indios. Perfeccionóle el padre Landa, despues obispo, que aun le aprendemos por él los que venimos de España, si bien mas recopilado, y es adagio comun decir que es lengua de cocina la que no se habla conforme á él. El padre Fr. Antonio de Ciudad Real, con trabajo de cuarenta y seis años, compuso su vocabulario que llaman Calepino por su grandeza, donde no hay cosa escogitable que falte, obra que llenó mas de mil doscientos pliegos en limpio. El padre Solana compuso sermonarios de domínicas y santos, y un vocabulario pequeño. El padre Torralva otro sermonario de domínicas y santos. El padre Coronel, que murió poco ha, dió á la imprenta en México un tomo de pláticas espirituales y misterios de la fé, cartilla que contiene toda la doctrina cristiana, confesonario para los nuevos ministros, y arte reducido á mas breve método. De estos escritos se han valido todos los ministros, así clérigos como religiosos, para ser perfectas lenguas, y todos sus autores han sido venidos de España. Pues los nacidos en esta tierra que han entrado en la religion, bien notorio es cuán grandes lenguas han sido y son, ni mi cortedad bastará para la ponderacion que se les debe. Los mas maestros de la lengua han sido venidos de España. No entiendo cómo se pudo afirmar, porque alguno ó algunos no la supiesen, (no he olvidado una cédula real que dejo referida, ni presumo se libró sin causa, pero otra semejante vino para la clerecía), que en comun los religiosos la ignoraban." (Diego López de Cogolludo, Historia de Yucatán, libro 8, capítulo 7)

{En 1574, Juan López de Velasco, cosmógrafo-cronista del Consejo de Indias, escribía en su Geografía y Descripción Universal de las Indias: "segun relación del prelado de Yucatán, en diez monasterios que habia el año de 70 había sólos doce frailes sacerdotes, y cuatro que supiesen la lengua, para confesar más de treinta ó cuarenta mil indios de confesión".}

 

Distribución actual de las lenguas mayas, Mapa de Michael Coe, The Maya (Thames and Hudson, Nueva York, 1999)

 

Fray Antonio de Ciudad Real:

Antonio de Ciudad Real nació en 1551 en Castilla. A la edad de 15 años, ingresó en el convento de San Francisco de Toledo. Acompañó a Diego de Landa a Campeche en 1573. Fué secretario del comisario general Alonso Ponce de León, Visitador de las provincias franciscanas, y siguióle en sus viajes, durante cinco años, de 1584 hasta 1589. Inspeccionaron 182 conventos, desde Nayarit hasta Nicaragua. De regreso, Antonio de Ciudad Real redactó su « Tractado curioso y docto de las grandezas de la Nueva España », diario de viaje que trae muchísimas informaciones antropológicas, zoológicas y otras sobre las regiones recorridas. En 1603, fué nombrado Provincial de la Orden franciscana de Yucatán.

Entre tanto, acabó el primer diccionario del Maya Yucateco, « Diccionario de Motul y Arte de la Lengua Maya » (hacia 1590), también llamado « diccionario de Motul » o « Calepino maya de Motul ». Este diccionario, conocido por una copia de 1604, cubre 466 folios recto verso y constará de 16.000 entradas lexicales, 19.000 palabras y 87.000 occurencias. Encierra también 166 diálogos que dan informaciones sobre los pueblos, las culturas, las prácticas de los confesores del tiempo. Antonio de Ciudad Real murió en Mérida el 5 de julio de 1617.

 

El diccionario de Motul de Antonio de Ciudad Real

"El reverendo padre Fr. Antonio de Ciudad Real, hijo de la ciudad de este nombre, y en la religion del convento de S. Juan de los Reyes de Toledo, vino á esta provincia en la mision que trajo el santo obispo Fr. Diego de Landa, cuando volvió á ella consagrado. Era corista, pero gran latino y filósofo, y aprendió el idioma de estos indios con tanta perfeccion, que fué el mayor maestro de el que ha tenido esta tierra. Como tal predicó, enseñó y escribió sermones de santos y de todo el año con la mayor elegancia que pudo en esta lengua desearse. No solo hizo bocabularios, que el uno empieza con la lengua castellana, y el otro con la de los indios, pero compuso una obra tan insigne, que por su grandeza se llamó Calepino de la lengua maya ó yucateca. Contiene en limpio seis volúmenes de á doscientos pliegos de escritura cada uno, y con ella se resuelve cuantas dudas se ofrecen en la lengua de los indios, y se halla cuando se puede desear saber de sus diversos modos de locuciones, que con casi innumerables, sin que se haya hallado falta de una voz tan sola siendo como es copiosísima. Ocupacion fué que le costó cuarenta años de trabajo, y si como es singular el idioma en esta tierra fuera general á otras, sin duda fuera de las obras mas celebradas que hubieran salido á luz en estos reinos."

 

Calepino Maya de Motul, Plaza y Valdés, México, 2011

 

Sus viajes a través de México y Guatemala

"No fué esta solo su ocupacion, porque conocido por persona de mucha capacidad y de buena disposicion para las materias de gobierno, lo traian de ordinario los provinciales por su secretario. Acompañó al muy reverendo padre Fr. Alonso Ponce de la santa provincia de Castilla, y décimoquinto comisario general de esta Nueva España, en todos sus trabajos, aflicciones y destierro que refiere el padre Torquemada en su Monarquía indiana (y por eso y no ser propios de estos escritos omito referirlos.) Escribió, siendo su secretario general, un tratado curioso de las grandezas de la Nueva España y sucesos de aquel pleito, como quien manejaba los negocios. Fué con el muy reverendo padre comisario general á Castilla, y habiendo muerto, determinó volverse á esta provincia á lograr en provecho de los indios la mucha lengua que sabia. Vino con las religiosos de la mision que condujo el padre Fr. Pablo Maldonado el año de mil quinientos noventa y dos. Holgóse mucho la provincia viendo restituido á ella un varon de tanta conveniencia suya, y despues fué electo provincial de ella como queda dicho."

 

Ver el relato del viaje de Antonio de Ciudad Real en Yucatán:

"la ruta de los conventos de Yucatán en el siglo XVI"

 

Sus grandes cualidades humanas

"Amó á los indios tiernísimamente por tener un natural piadoso y mansedumbre extraña. Procedia con mucha madurez y atencion en sus acciones, no precipitándose sin recibir consejo para obrar en ellas. Como se encontró con la aceleracion que el gobernador de esta tierra D. Carlos de Luna y Arellano solia tener en algunas suyas, queriendo que todos obrasen conforme su dictámen, hubo entre los dos los disgustos que quedan referidos en aquellos tiempos. En todo el discurso de sus peregrinaciones, y miéntras estuvo en España, nunca alzó la mano del trabajo de los escritos que he dicho llamarse Calepino, que así refiere el padre Lizana se lo oyó decir muchas veces. Habiendo dada loable ejemplo á los religiosos y seculares, así siendo prelado como súbdito, y tenido en opinion de observante religioso, pasó de esta presente vida en el convento de Mérida á cinco de julio de 1617 años, con 66 de edad y 51 de religion." (Diego López de Cogolludo, Historia de Yucatán, libro 9, capítulo 16)

 

A, preposiçion: ti.  Vt: a, preposiçion por çerca: tacan; nedzan.
Aa .l. ee: assi que esso pasa. es como admiracion.
Aha: no lo dezia yo .l. no os auia yo de coger.
Abadesa: ix

 kin; v cħun v than.
Abahar: ouox.t. ouoxte u kab ca kinlac: abajate las manos, &.
Abalançarse: pic cħin ba; pul ba; çithpom.
Abarcar entre los braços: mek; hol mek.t.
Abarcar entre las manos y la tal abarcada: lot.
Abarca, y qualquier calçado de cuero: keulel xanab,
Abarrajar barro en la pared arrojandolo: pak cħin.t.; pak pul.t.
Abarrer o arrebañar: volmol: haymol. Ala de aue: xik.


Alabar y alabança: ticħ anumal; nachcunah pectzil; nohcinah; titzcunah.  lo contrario de esto vease desacreditar.
Alabar alguna persona diçiendo bien de ella: vtzcinah pectzil.
Alabarse: vide: jatarse.
Alabastro: çac yeel bach; çac yeel becħ.
Alacran: çinaan.
Alagar: vide infra: al hagar.
Al amor del agua: tu pul haa; tu hah haa; tu kak haa.
A la otra parte: citan tu pach.
A la postre: tu pach.
Alarde: v kukum tok; v kukum katun.
Alargarse algo: chauachal.
Alargar anssi: chauaccunah.

Un extracto del diccionario maya de Motul (1590 ?). Los diccionarios de aquellos tiempos eran presentados primero con el orden Español-Maya, porque los monjes aprovechaban como base de trabajo el cuadro alfabético del diccionario Español-Latín de Antonio de Nebrixa (1492)

 

Cancún, 17 de octubre de 2016, presentación y entrega del Diccionario Maya Popular para las escuelas primarias

 

Gabriel de San Buenaventura

Era un monje de la orden franciscana,  nacido en Sevilla. Residió largo tiempo en Yucatán donde aún vivía en el año 1695. Redactó un "Arte de la lengua Maya" (México, 1684), y fué también el autor de un "Vocabulario Maya y Espanol," conteniendo descripciones de las práticas médicas y de la botánica de la región, el cual todavía se conservaba al principio del siglo XIX en el convento de Valladolid, Yucatán, pero ahora está perdido.

 

 

PRIMERA CONJUGACION

 

Indicativo.

Presente

[Singular]

nacal in cah                                        yo subo

nacal a cah                                         tu subes

nacal v cah                                         aquel sube

Plural

nacal ca cah                                        nosotros subimos

nacal a cahex                                      vosotros subis

nacal v cahob                                      aquellos suben

 

Preterito Imperfecto

[Singular]

nacal in cah cuchi                                yo subia

nacal a cah cuchi                                 tu subias

nacal v cah cuchi                                 aquel subia

Plural

nacal ca cah cuchi                                nosotros subiamos

nacal a cahex cuchi                              vosotros subiades

nacal v cahob cuchi                              aquellos subian

 

Un extracto de la "Arte de la lengua Maya" de fray Gabriel de San Buenaventura (1684)

 

El diario mexicano La Jornada lanzó una edición en lengua maya (Mérida, 29 junio de 2015)

 

La primera gramática maya de Luis de Villalpando y Diego de Landa (en los años 1540)

"Luego pues que llegó este santo varón Landa a esta tierra, dio muestras de lo que había de ser, y así lo dijo el santo Fray Luis de Villalpando, y el mismo le enseño la lengua, y arte que había compuesto de ella, juntamente con los demás sus compañeros salió tan extremado en la lengua Yucateca, que a pocos días la hablaba, y predicaba, como si fuera su lengua materna y como el santo Fray Luis su maestro fue el que compuso el arte sin maestro, algunas reglas no había importantes en él, y así el bendito Fray Diego Landa las añadió, y dio perfecció a todas, que creo que hasta hoy no se ha añadido ninguna, ni se tachó por mala, ni defectuosa, antes por ser muchas, y que era muy difícil apercibirlas. En breve tiempo han quitado la muchedumbre, y reducido a una suma de ellas que declaran muy bastantemente todas las frases, y modos que bastan a que con facilidad se aprenda, y es cosa misteriosa que los que de España aquí vienen religiosos, en dos meses aprenden el arte comunmente, y en pocos días predican a los naturales, y a veces se aventajan a los naturales que acá nacen, y en saberla con perfección es sin duda son más diestros los que la sabían por arte, que los que de su natural la aprendieron, por ser aquí nacidos, o desde niños criados, y es lengua tan copiosa, que no hay darle fondo, y también asentada en sus propriedades, que todas las palabras, así verbos como nombres, tienen su denominación en causas naturales, y propias, y algunos llaman a la lengua Yucateca bárbara, y es porque ellos lo son, que juzgan como el ciego de colores." (Fray Bernardo de Lizana, Historia de Yucatán, y Devocionario de Nuestra Señora de Izamal, 1633, Segunda parte, Capítulo VI)

 

La Academia Municipal de la Lengua Maya de Mérida organiza cursos de lengua maya yucateca. Hoy en día la lengua maya está en riesgo debido a la globalización y a la movilidad social. El rango de edad de mayahablantes oscila entre los 40 y 50 años; los jóvenes menores de 25 años ya no la hablan como su lengua principal.

 

Normas breves para aprender la lengua indiana llamada poconchi o pocomán, comúnmente utilizada en Guatemala y algunas zonas de Honduras (1648).

 

"Es cierto que por la conversación diaria que en la mayoría de los lugares tienen los indios con los españoles la mayor parte de ellos entienden la lengua española en sus palabras comunes y ordinarias, por lo que cualquier español puede viajar entre ellos y ser entendido en sus deseos por algún que otro oficial que están designados para servirles en el viaje y en su paso a través de las ciudades.

 

"Pero como el conocimiento perfecto del español no es común a todos los indios, hombres y mujeres, ni tampoco lo hablan tan generalizadamente como el suyo propio, los sacerdotes y frailes han hecho el esfuerzo de aprender las lenguas nativas de varios lugares y países, y las han estudiado para trazar una forma y unas reglas metódicas para que el uso de ellas pueda ser continuado como tal y perdure tras ellos.

 

"Tampoco hay una lengua general a todos los lugares, sino que son bastantes y difieren entre sí unas de otras, desde Chiapa y Zoques, a Guatemala y San Salvador, y en todo Honduras hay al menos dieciocho lenguas diferentes, y en este distrito hay algunos frailes que han aprendido perfectamente seis o siete de ellas.

 

"Tampoco en ningún lugar se les enseña o predica a los indios en otra que en su lengua madre y nativa, que al ser hablada únicamente por los sacerdotes hace que éstos sean tan queridos y respetados por los nativos.

 

"Y aunque durante el tiempo que viví allí aprendí y pude hablar en dos lenguas diferentes, una llamada cacchiquel, y la otra poconchi o pocomán (que tienen alguna conexión entre ellas), sin embargo, al ser el poconchi la más fácil y la más elegante, y como en ella enseñé y prediqué constantemente, creí propicio establecer algunas de sus reglas (con la bendición del señor y una pequeña aclaración de cada una de las palabras) para atestiguar y testificar para la posteridad la certeza de mi existencia en aquellas tierras y el modo de ser de esas lenguas bárbaras y cómo pueden ser aprendidas."

 

(El ingles americano, su viaje por tierra y mar o un nuevo examen de las Indias occidentales, que contiene un diario de las tres mil trecientas millas recorridas por el autor en el territorio de América, escrito con verdadero esfuerzo por THOMAS GAGE, ahora Predicador de la Palabra de Dios en Acris en el Condado de Kent, Anno Dom. 1648. Traducción: Dionisia Tejera, Historia 16, 1987).

 

 

 

 

La Biblia traducida en el idioma Maya-Quiché por la Conferencia Episcopal de Guatemala, 2011

 

 

Fray Domingo de Vico, lingüista

 

"Desde que entró en las Indias [Fray Domingo de Vico], mostró grande inclinación a las lenguas destas partes. […] Con esta inclinación, entrando en la Verapaz, en brevísimo tiempo supo la lengua. Vino a Guatemala, hízose maestro en la de aquella provincia, y no pisaba pueblo, aunque su lengua fuese singular y rara, que en tres o cuatro días que se detuviese en él no la supiese tan bien como si fuera su original y materna, y con esta perfección supo siete diferentes lenguas.

 

"En todas ellas, demás, de las artes y vocabularios, escribió diversos tratados para enseñanza de los naturales, y dotrina de los religiosos. Demás de las dotrinas ordinarias, y gran cantidad de sermones, escribió un gran volumen que llamó Theologia Indorum. […] Fue también historiador de estas gentes, escribiendo en un libro Todas las historias, fábulas, consejos, patrañas y errores en que vivían, refutándolas para apartar dellas a los naturales. De cada lengua escribió también sus frases, e idiotismos para que los que las deprendiesen las supieran con elegancia. […] Otras muchas cosas escribió, pero estos libros solamente han venido a mi noticia, por andar en las manos de todos. (Fray Antonio de Remesal, Historia general de las Indias occidentales y particular de la gobernación de Chiapa y Guatemala, Madrid, 1619, Libro 10°, Capítulo 8, 2°. Tenía inclinación a saber lenguas, 3°. Los libros que escribió.)

 

 

 

 

La película guatemalteca Ixcanul (2014) fue filmada en idioma kakchiquel por Jayro Bustamante en las faldas del volcán de Pacaya, en el municipio de San Vicente de Pacaya, Escuintla

 

 

 

 

2017 "Frailes en país Maya"

http://moines.mayas.free.fr/

Página anterior                            Página siguiente

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Français

English

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El convento de Motul y su iglesia San Juan Bautista, donde hallaron un manuscrito del diccionario de Motul, hoy conservado en la Carter Brown Library en Providence, Rhode Island (3 de enero de 2015, aniversario de Felipe Carrillo Puerto)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Convento de Ticul, 18 de abril de 2017, ceremonia de presentación del nuevo párroco.

El convento de San Antonio de Ticul tiene el aspecto de un convento franciscano del siglo XVI pero es más tardío. Fundado en 1591, tiene una fecha inscrita sobre un nicho de la fachada (26 marzo de 1624). Allí descubrieron otro manuscrito de diccionario maya, escrito hacia 1690

.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Carta en lengua maya de los caciques e indios principales de Yucatán a Felipe II solicitando se envíen religiosos franciscanos, en especial los que saben su lengua, como fray Diego de Landa, fray Pedro Gumiel y fray Miguel de Puebla, 11 de febrero de 1567, Archivo General de Indias, Sevilla

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fray Gabriel de San Buenaventura "Arte de la lengua Maya" (Mexico, 1684),